ANTICAÍDAS EASY MOVE

NORMAS DE REFERENCIA: EN 353 / EN 358 / EN 12841


2F713, 2F713K, 7L921, 7L922

La ejecución de las revisiones periódicas a intervalos regulares (con intervalos especificados por el fabricante) es indispensable para garantizar la eficiencia continua y la durabilidad del equipo, de que depende la seguridad misma del usuario. La ejecución de las revisiones periódicas no exime el usuario de la obligación de llevar a cabo las comprobaciones antes y después de cada uso, y de solicitar una revisión periódica extraordinaria si se verifican acontecimientos excepcionales (p. ej. una caída, incluso desde poca altura, un cambio de usuario, etc.) o en el caso de dudas sobre el correcto funcionamiento del equipo. ¡Atención! La persona que hace la revisión, después haber llevado a cabo el control periódico, es responsable del buen funcionamiento de un EPI. La revisión debe realizarse con la máxima seriedad, sin prisa y sin omitir ningún paso: esta es la única manera para no asumir riesgos innecesarios.

La revisión periódica de un equipo tiene que hacerse:

  • cada 12 meses, en el caso de un uso normal;
  • cada 6 meses en el caso de un uso intensivo o de un uso en entornos agresivos (p. ej. ambientes marinos);
  • en presencia de anomalías encontradas durante los controles antes y después de cada uso;
  • cada vez que haya un cambio de usuario;
  • cumplimentando la ficha de revisión periódica general que se incluye en este manual;
  • sólo por el fabricante o por una persona competente autorizada por el fabricante.

La ficha de revisión periódica debe ser cumplimentada:

  • siguiendo las instrucciones indicadas en el procedimiento di revisión específico de cada equipo (comprueben la última actualización en el sitio ppe.climbingtechnology.com);
  • consultando el material fotográfico al final de cada procedimiento;
  • consultando las instrucciones de uso del equipo, o descargándolas desde el sitio: www.climbingtechnology.com;
  • examinando el equipo en un entorno adecuado, arreglado y bien iluminado.

La ficha anual de revisión periódica consta de una check list, o lista de verificación, donde se indicará, para cada punto del procedimiento, el resultado de la comprobación:

  OK
El equipo está en buen estado y puede ser utilizado con seguridad.

A DESECHAR
El equipo muestra daños de mediana/severa entidad que comprometen su funcionalidad primaria y por lo tanto debe retirarse. Detallar los daños encontrados en el cuadro “NOTAS”.

A COMPROBAR
El equipo muestra uno o más daños de pequeña entidad que no comprometen su funcionalidad primaria. Detallar los daños encontrados en el cuadro “NOTAS”.

REEMPLAZO NECESARIO
Se observa que una parte reemplazable del equipo falta o está dañada: detallar la anomalía en el cuadro «NOTAS». Al final del proceso de revisión, en ausencia de otros daños, y una vez que la sustitución sea efectuada, el equipo podrá ser declarado apto. En el caso contrario el equipo quedará fuera de servicio. A menos que se indique lo contrario, la sustitución puede ser realizada únicamente por el fabricante, por un técnico formado por el fabricante o por una persona competente autorizada por el mismo. Las piezas reemplazables de cada equipo, si están presentes, se enumeran en el correspondiente procedimiento de revisión y están definidas por el código de compra correspondiente.

Anotaciones:

  • Cada equipo puede ser compuesto de partes primarias (con funciones estructurales / de seguridad) así como de partes secundarias (con funciones accesorias): a la discreción del examinador, los daños en los elementos secundarios pueden tener menos peso en la determinación de la no-idoneidad del equipo. > Las partes primarias y secundarias de cada EPI están enumeradas en el correspondiente procedimiento de revisión.
  •  Los datos relativos al modelo, código, número de serie, año de fabricación, y normas de referencia se pueden determinar a partir del marcado colocado sobre el equipo, después de haber consultado el apartado correspondiente en las instrucciones de uso.
  • La vida útil del equipo está indicada en sus propias instrucciones de uso que deberán categóricamente adjuntarse a la ficha de revisión periódica.
  •  Para llevar a cabo el procedimiento de revisión el equipo deberá ser limpiado correctamente de acuerdo con lo indicado en las instrucciones de uso. Un equipo que no sea suficientemente limpio puede ser declarado no apto debido a que no puede ser inspeccionado.

Al final del proceso de revisión el equipo puede declararse : APTO PARA EL USO, NO APTO PARA EL USO o A COMPROBAR. En este último caso se indicarán en las notas los defectos de leve entidad a los cuales prestar atención durante las comprobaciones antes y después de cada uso. A discreción del examinador, él podrá también establecer si la siguiente revisión periódica tiene que ejecutarse dentro de un intervalo de tiempo menor de los 12 meses o 6 meses normalmente establecidos.

Checking procedures

NOMENCLATURA

PARTES PRIMARIAS: placas laterales, partes internas fijas y móviles, cintas, costuras

PARTES SECUNDARIAS: /

PARTES REEMPLAZABLES: /

1) REVISIÓN GENERAL Y DEL HISTORIAL

1.1 – Comprobar la presencia y legibilidad de los datos de marcado, en particular el marcado CE y la normativa EN de referencia.

1.2 – Comprobar que el equipo no haya superado la vida útil de almacenamiento y/o utilización.

1.3 – Comprobar que el equipo sea intacto y completo en todas sus partes (recomendamos la comparación con un producto nuevo).

1.4 – Comprobar que el equipo no aparezca modificado fuera de la fábrica o revisado en lugares no autorizados.

1.5 – Comprobar que el equipo no haya sufrido acontecimientos excepcionales (p. ej. caída de altura, impacto fuerte, etc.). Aunque ningún defecto o degradación sea constatado a través de la comprobación visual, su resistencia inicial podría haberse reducido considerablemente.

2) REVISIÓN VISUAL

2.1 – REVISIÓN DEL EQUIPO ANTICAÍDAS

  • PLACAS LATERALES – Comprobar la ausencia de deformación, cortes, grietas y bordes afilados. Comprobar la ausencia de desgaste, con más atención en las zonas de contacto con la cuerda. Comprobar la ausencia de corrosión y oxidación.
  • PARTES INTERNAS FIJAS Y MÓVILES – Comprobar la ausencia de deformación, grietas y bordes afilados. Comprobar la ausencia de rayaduras de más de 1 mm. Comprobar la ausencia de signos de desgaste con profundidad superior a 1 mm, con más atención en las zonas de contacto con cuerda o conector.

2.2 – REVISIÓN DE LA CINTA (SI PRESENTE)

  • Comprobar la ausencia de cortes, abrasiones, hilachas, desgaste, corrosión y rastros de sustancias químicas.
  • COSTURAS – Comprobar la ausencia de hilos cortados, estirados o aflojados, desgaste, abrasiones, corrosiones y rastros de sustancias químicas.

2.3 – REVISIÓN DEL CONECTOR (SI PRESENTE)

  • Comprobar la presencia del conector EN 362 suministrado.
  • Comprobar el estado del conector siguiendo su propio procedimiento de revisión e instrucciones de uso.

2.4 – REVISIÓN DE LA CUERDA (SI PRESENTE)

  • Comprobar que la cuerda sea de tipo y dimensiones indicados en el marcado y en las instrucciones de uso del equipo.
  • Comprobar el estado de la cuerda siguiendo su procedimiento de revisión e instrucciones de uso.

3) REVISIÓN FUNCIONAL

3.1 – REVISIÓN DE LAS PARTES MÓVILES DEL EQUIPO

  • PLACA LATERAL MÓVIL – Comprobar la rotación completa de la placa sin agarrotamientos. Si necesario, lubricar con aceite de silicona en spray, respetando las indicaciones en las instrucciones de uso del equipo.
  • PERNO DE SALIDA – Comprobar la rotación suelta del perno Si necesario, lubricar con aceite de silicona en spray, respetando las indicaciones en las instrucciones de uso del equipo.
  • PALANCA DE REGULACIÓN – La palanca debe rotar sin agarrotamientos. Comprobar el funcionamiento del muelle para el retorno automático de la palanca en la posición de bloqueo de la cuerda. Comprobar que el movimiento sea limitado cuando la rueda está en la posición “REST”. Si necesario, lubricar con aceite de silicona en spray, respetando las indicaciones en las instrucciones de uso del equipo.
  • RUEDA DE BLOQUEO – Posicionar la rueda en las dos modalidades. Comprobar la ausencia de holgura. El recorrido de la rueda no debe seguir más allá de los dos topes. Si necesario, lubricar con aceite de silicona en spray, respetando las indicaciones en las instrucciones de uso del equipo.
  • LEVA DE BLOQUEO – Comprobar el movimiento libre de la leva móvil sin agarrotamientos. Si necesario, lubricar con aceite de silicona en spray, respetando las indicaciones en las instrucciones de uso del equipo
    ¡Atención! En el caso de que la leva sea bloqueada o tenga movilidad reducida, el dispositivo no se bloqueará sobre la cuerda: ¡peligro de muerte!

3.2 – REVISIÓN DEL DESLIZAMIENTO

  • Instalar el dispositivo sobre una cuerda compatible, previamente anclada. Con la rueda en la modalidad “GO” desplazar el anticaídas primero hacia arriba y luego hacia abajo para comprobar que deslice libremente. En la modalidad “REST” el dispositivo debe deslizar en los dos sentidos oponiendo una resistencia ligera; en este caso, una vez soltado, debe mantener la posición.

3.3 – REVISIÓN DEL BLOQUEO

  • Dejando el anticaídas en la posición que tenía en la prueba anterior (si no tiene conector, hay que enganchar uno compatible en el orificio de conexión), tirar bruscamente el conector hacia abajo para comprobar el bloqueo efectivo e inmediato del dispositivo sobre la cuerda. El desbloqueo sólo puede efectuarse descargando el dispositivo de la carga.

Photo doc.

OK El equipo está en buen estado y puede ser utilizado con seguridad.
A DESECHAR El equipo muestra daños de mediana/severa entidad que comprometen su funcionalidad primaria y por lo tanto debe retirarse. Detallar los daños encontrados en el cuadro “NOTAS”.
A COMPROBA El equipo muestra uno o más daños de pequeña entidad que no comprometen su funcionalidad primaria. Detallar los daños encontrados en el cuadro “NOTAS”.
REEMPLAZO NECESARIO Se observa que una parte reemplazable del equipo falta o está dañada: detallar la anomalía en el cuadro «NOTAS». Al final del proceso de revisión, en ausencia de otros daños, y una vez que la sustitución sea efectuada, el equipo podrá ser declarado apto. En el caso contrario el equipo quedará fuera de servicio. A menos que se indique lo contrario, la sustitución puede ser realizada únicamente por el fabricante, por un técnico formado por el fabricante o por una persona competente autorizada por el mismo. Las piezas reemplazables de cada equipo, si están presentes, se enumeran en el correspondiente procedimiento de revisión y están definidas por el código de compra correspondiente.
  • Presencia de fricción de la palanca de regulación: debe ser libre de moverse y volver en posición inmediatamente. A la izquierda un dispositivo con palanca de regulación bloqueada: esto defecto compromete seriamente el funcionamiento del equipo.


    fa-exclamation-triangle

    Limpiar con aire comprimido, lavar con agua y jabón y lubricar exclusivamente con aceite de silicona en spray.

    En el caso que el problema no sea resuelto, retirar el equipo.

    Leva desgastada. Para entender la diferencia, observar la diferencia entre una leva en buenas condiciones (a la izquierda) y una leva extremadamente desgastada (a la derecha).


    fa-trash
  • Perno de salida que no gira libremente.


    fa-trash

    Cable y elemento de amarre no presentes: presencia del agujero en le cuerpo.


    fa-trash
  • Marcado no legible.


    fa-trash

    Placa lateral fija con deformación que impide el movimiento de la leva de bloqueo.


    fa-trash
  • Orificio de conexión desgastado.


    fa-trash

    Perno de cierre totalmente desgastado

    .


    fa-trash
  • Placa lateral móvil con deformación que impide el enganche con el perno de cierre.


    fa-trash

    Rueda de bloqueo muy desgastada debido al contacto con una fuente de calor.


    fa-trash
  • Depósito de material duro en la cavidad presente en la parte posterior del dispositivo.


    fa-trash